Medidas preventivas para evitar la contaminación de los alimentos.

El Día de Acción de Gracias, Las Velitas,  Nochebuena, Navidad, Fin de Año,  Año Nuevo, Día de Reyes… sin dudas esperamos y deseamos que el pronóstico para todos sea el de festividades y alegría.  Muchas de esas ocasiones se celebrarán en torno a la mesa, compartiendo recetas típicas, las que son tradicionales en la familia o platos nuevos que le dan un toque diferente a la fiesta.  Y si tú vas a ser la anfitriona, seguro que lo último que tienes en mente es que alguien se enferme debido a alimentos contaminados.

Para que puedas evitar problemas debido a la contaminación de los alimentos te doylos siguientes consejos:

La planificación es tu mejor amiga

  • ¿Cómo andas de espacio en el refrigerador (nevera, heladera). Para que haya suficiente espacio para guardar los ingredientes que necesitan refrigeración (huevos, verduras, carnes) y las sobras que inevitablemente van a quedar después de la fiesta, es necesario que hagas una buena limpieza. Saca toda esa comida que has venido guardando y desecha todo lo que te parezca “sospechosamente” viejo. Limpia los anaqueles con agua jabonosa y coloca todo lo que haya quedado de forma ordenada. Te asombrarás de cuánto espacio te queda disponible.
  • Utiliza los ingredientes más frescos que encuentres y de la mejor calidad que tu presupuesto te permita. Si entre tus invitados hay personas mayores, mujeres embarazadas o niños, quizás sea buena idea seleccionar alimentos orgánicos, libres de hormonas y residuos químicos de fertilizantes o pesticidas que puedan afectarlos.
  • Se recomienda cocinar con productos frescos en lugar de empacados o enlatados siempre que sea posible, ya que algunos envases pueden transferir sustancias químicas (como hormonas sintéticas) a los alimentos que contienen. Pero eliges productos envasado, opta por los que vienen en envases de vidrio.
  • Lava bien las frutas y las verduras antes de usarlas, especialmente si se van a comer crudas.
  • ¿Piensas comprar algún plato ya preparado? Es una buena idea para ahorrar trabajo, pero debes estar segura de que lo adquieres en un establecimiento de confianza, en donde sigan medidas de higiene y seguridad al preparar los alimentos.
  • Piensa bien tu menú. Incluye tus mejores recetas, pero piensa también en las necesidades de tus invitados. Si hay alguien que necesita contar calorías o limitar la cantidad de sodio; si hay: diabéticos, hipertensos, personas de edad avanzada o si hay alguien con alguna alergia. Considera por ejemplo, servir: carnes magras bajas en sodio, con la salsa aparte. Así las personas pueden elegir comerlas solas y graduar la cantidad de aderezo que se sirven. Incluye también bandejas de verduras y frutas picaditas que son siempre una opción saludable.

La descongelación es un proceso de cuidado

  • ¿Vas a preparar un pavo para la cena? Presta atención a la descongelación. Lo más seguro es que lo descongeles en el refrigerador. Coloca el pavo congelado en un molde que tenga por lo menos 1 pulgada de profundidad en el anaquel inferior del refrigerador (a una temperatura por debajo de los 40º F (4.4º C). No coloques ningún alimento debajo del anaquel en donde pongas el pavo. Un pavo congelado requiere 24 horas de descongelación por cada 5 libras (2.2 kilogramos) de peso. Para que tengas una mejor idea, un pavo de 20 libras o 9 kilogramos  demorará de 4 a 5 días en descongelarse, así que planifica adecuadamente, considera el tiempo que se requiere.
  • También se puede descongelar el pavo en agua fría. Para esto, debes cambiar el agua cada 30 minutos para mantenerlo frío. Calcula alrededor de una hora de descongelación por cada 2 libras de pavo. O sea, el mismo pavo de 20 libras (2.2 kilogramos) se descongelará en 10 horas. Es un proceso más rápido pero debes cocinar el pavo inmediatamente después de descongelarlo.

A la hora de cocinar

Una buena cocinera y una buena anfitriona, busca recetas deliciosas para complacer a todos, pero también se preocupa por tener un equipo de cocina adecuado y seguro.

  • Revisa tus utensilios de cocina. Si vas cortar verduras  y vegetales para servir una ensalada fresca, debes usar una tabla de cortar diferente a la que usas para cortar las carnes y los alimentos que se van a cocinar.
  • Cuidado con las ollas. Las que se clasifican como antiadherentes (non-stick), pueden despedir gases tóxicos. Para cocinar de manera más segura, usa ollas de hierro forjado, de acero inoxidable o moldes de vidrio o de cerámica que se puedan usar en el horno también.
  • Si tienes que cocinar con ollas o cazuelas de material antiadherente, puedes reducir la posibilidad de gases tóxicos de la siguiente manera: nunca calientes una olla de este tipo mientras se encuentra vacía, no la pongas en un horno a más de260º C 500º F ( 500º F) y enciende siempre el extractor de la cocina.
  • No te guíes por el color para determinar si una carne está bien cocinada. Siempre debes usar un termómetro para alimentos para asegurarte de que las carnes asadas, las aves (como los pollos o los pavos), así como los pescados tienen una temperatura interna segura (según indique la receta que estás siguiendo).  Para saber si el pavo está bien cocinado, inserta el termómetro en la parte interna del muslo, en el ala, y en la parte más gruesa de la pechuga. El pavo estará listo si la temperatura alcanza los  74º C y  165º F. El relleno del pavo también debe tener esa misma temperatura.
  • Si vas a rellenar el pavo, no lo comprimas demasiado. Calcula ¾ de taza de relleno por cada libra de pavo. Prepara el relleno justo antes de poner el pavo al horno. Y para evitar cualquier peligro, mezcla los ingredientes líquidos y sólidos del relleno por separado  y combínalos justo antes de rellenar el pavo.
  • Si tienes que recalentar sopas, salsas y jugos de carne, déjalos que hiervan para eliminar cualquier bacteria.

Cuidado con los alimentos crudos o los platos de un buffet

  • Lávate bien las manos antes de manipular y/o cortar y arreglar en bandejas: las frutas,  las verduras  y los quesos picados.
  • Mantén las rebanadas (lascas) de las carnes frías, los encurtidos o el jamón bien refrigerados y cubiertos antes de servirlos.
  • Si sirves ensaladas frías a base de huevo o de mayonesa, evita que se queden mucho tiempo expuestas a temperaturas elevadas.
  • Si colocas los alimentos en una mesa en el exterior, cuida que estén convenientemente tapados.
  • Si preparas un ponche u otra receta que lleve huevos crudos, trata de usar productos de huevo líquidos (o congelados) que estén pasteurizados, o clara de huevo en polvo.

¿Y qué debes hacer con todo lo que sobra?

  • Refrigera los sobrantes, incluyendo los postres como los pasteles,  en un plazo de dos horas.
  • Si puedes, evita guardar alimentos en recipientes de plástico (no los uses tampoco para recalentar los alimentos en el microondas). Los mejores recipientes son los de vidrio o cerámica.
  • Consume los sobrantes en el plazo de 3 o 4 días. Si sobra mucha cantidad, distribuye la comida entre tus familiares y tus amigos para que puedan aprovecharla.
  • Si algo no se ve bien o no huele bien, descártalo sin pensarlo dos veces.

Por último, conviene que sepas cuáles son los síntomas de la intoxicación por alimentos contaminados: vómito, diarrea, malestares parecidos a los de la influenza (flu) o gripe y que pueden manifestarse desde unas horas o hasta días después de haber consumido alimentos contaminados.  Si la persona está saludable se recuperará de los síntomas en unos pocos días. Pero una intoxicación con alimentos puede ser grave y hasta mortal en el caso de ciertos grupos de personas que  están son más vulnerables, como los adultos de edad avanzada, los niños pequeños, las mujeres embarazadas, los personas que padecen de cáncer o de VIH o que tienen sistemas inmunológicos (de defensa) débiles, o personas con artritis reumatoide que toman medicamentos que suprimen el sistema inmunológico, como la cortisona.

Hay un refrán que dice que “mujer precavida vale por dos”, así que aplica ciertas normas de precaución durante tus fiestas de este año para que puedan celebrar con paz, alegría y mucha salud.

About the author  ⁄ revi3916

No Comments

Leave a Comment